Tel: 976 10 73 22 -

El hierro, el acero y sus diferencias

El hierro, el acero y sus diferencias

Como empresa dedicada a la calderería industrial en Zaragoza, nos parece importante aprovechar esta ocasión para hablarte acerca de las principales diferencias entre las propiedades físicas del hierro y el acero.

Comenzamos con el hierro puro, que es obtenido al reducir el óxido férrico con hidrógeno a 1.000 grados centígrados. Asimismo, se fabrica mediante una fusión de vacío de un producto que se obtenga por electrólisis de la solución de sulfato de amonio ferroso.

Nos gustaría remarcar que el hierro químicamente puro es extraído tras una descomposición térmica de hierro pentacarbonyl de 200 a 250 grados centígrados.

Como profesionales con gran experiencia en calderería industrial en Zaragoza, nos gustaría informarte de que el acero es obtenido gracias a una mezcla de carbono y hierro. El porcentaje habitual de carbono varía del 0,2 al 2,14% del peso total. Para obtenerlo, también se utilizan otros materiales como cromo, vanadio, tungsteno y manganeso.

Respecto al punto de fusión del hierro puro, queremos que sepas que se halla en 1.528 grados centígrados, y en 2.735 el de ebullición. Se trata de un material maleable y dúctil y no endurece el amortiguamiento. Es, además, el más magnético de los metales y se caracteriza por su buena conducción del calor y de la electricidad.

El acero no tiene que ver ni con el hierro ni con el carbono. Se distingue por contar con una gran fuerza, durabilidad y flexibilidad. Además, es liviano y resiste muy bien la corrosión

Si quieres saber más sobre nuestros trabajos, contacta con Calderería y Obras, S.L.