Tel: 976 10 73 22 -

Sistemas de soldadura y fuentes de alimentación

Sistemas de soldadura y fuentes de alimentación

La historia de cómo unir metales entre sí, proceso básico en el que se basa la actual calderería industrial en Zaragoza, tiene muchos miles de años. De la Edad de Bronce y de Hierro ya tenemos ejemplos de utensilios soldados con técnicas rudimentarias.

En la Edad Media comienza la soldadura de fragua, en la que los metales no tenían que fundirse para unirse. Esto también sucede en el primer tipo de soldadura que vamos a ver, la soldadura de estado sólido, que puede ser ultrasónica (juntar hojas finas de metal haciéndolos vibrar bajo presión) o explosiva (unir materiales, normalmente distintos, simplemente empujándolos uno contra otro bajo una presión muy alta), entre otras (soldadura en frío, presión caliente, inducción, rodillo…)

La soldadura por arco es toda la que se hace generando un arco voltaico que derrite el material por donde queremos soldar. Esta es la imagen en la que pensamos habitualmente cuando hablamos de soldadura y es básica en la calderería industrial en Zaragoza.

Por otro lado, se puede soldar con distintas fuentes de alimentación: según cuál sea esta a un tipo de soldadura la llamamos de corriente constante y a otro de voltaje constante. Las soldaduras de corriente constante se usan para los procesos manuales, como en la soldadura de arco de gas con electrodo de tungsteno y la de arco metálico blindado, en las que se mantiene la corriente aunque el voltaje varíe.

Las de voltaje constante en cambio varían la corriente y son más usadas en los procesos automatizados, como la soldadura de arco metálico con gas, por arco de núcleo fundente y soldadura de arco sumergido.

Si necesitas estructuras metálicas o corte láser en Zaragoza, recuérdanos. Somos Calderería y Obras, S.L.